My Cuban Radio  

Yeni Turiño

Menuda en extremo de cuerpo y con cierta agilidad para moverse a hurtadillas, apareció Yeni en los espacios de trova de la ciudad. Cuando por fin mostró sus primeras creaciones, supimos de antemano que aquel diamante en bruto pronto robaría el escenario de la nueva canción contemporánea en Santa Clara.

La primera vez que la vi me comentó sin ton ni son que le gustaba Hemingway, y ahí mismo, en el patio de El Mejunje, se puso a hablar con juicios propios sobre literatura y de que estaba leyendo La calle de los oficios, de Yamil Díaz. Entonces supe que era de las pocas muchachitas de 15 años que podían citar, incluso, los nombres de los periodistas de su semanario provincial o las áreas que les favorecían a cada uno a la hora de escribir.

Menuda en extremo de cuerpo y con cierta agilidad para moverse a hurtadillas, apareció Yeni en los espacios de trova de la ciudad, y con ese carisma que a veces no sabemos cómo nos penetra, ganó la simpatía y el aval de cada de uno de los miembros de la Trovuntivitis.

Al principio solo tenía unos cuantos temas que revelaba sin temor en público, y tocaba a la perfección los más conocidos de los trovadores del patio. Cuando por fin mostró sus primeras creaciones, supimos de antemano que aquel diamante en bruto pronto robaría el escenario de la nueva canción contemporánea en Santa Clara, como lo hicieron en algún momento Yaíma Orozco o Irina González. Y así ocurrió.
Se presenta regularmente cada jueves en el patio de El Mejunje, en La hora de los mameyes —peña habitual de los viernes en la Casa del Joven Creador—, y en varios espacios de la Uneac y el Museo de Artes Decorativas. Recientemente fue invitada al evento La Isla Mágica, en la Isla de la Juventud.

Espejismo, Sonidos de la guerra y Tocadiscos , último tema en su repertorio, impresionan sobremanera por la carga de lirismo y el inusual tratamiento melódico-armónico para su edad, que recuerda, en ocasiones, la música de décadas pasadas. Lo cierto es que Yenisleydy Turiño Gutiérrez, Yeni , asombra por el acertado dominio de su limpia y cálida voz, y la facilidad con que ejecuta el instrumento, el que comenzó a estudiar desde los diez años.

Además, la inusitada madurez en la concepción de sus canciones la ha hecho descollar entre la generación emergente de troveros santaclareños. Incursiona en géneros difíciles de asimilar e incorpora letras de alto vuelo poético. A estas alturas, posee material suficiente para descubrir su primer demo y formar parte de la Asociación Hermanos Saíz. Para ganancia de la tradición musical en Santa Clara, Yeni se nos presenta, guitarra en mano, y con un futuro próspero en la trova cubana.

Articulo tomado de Vanguardia
Villa Clara, Cuba

Laura Rodríguez Fuentes
22 Noviembre 2015
laurar@vanguardia.cip.cu laura.rodriguezfuentes.1

COURTESY SONG

Photo by: Lilibeth Alfonso